mayo 26, 2024

“Hay que decidir una barbaridad”

Aparece un diario en las «primeras citas»: problemas, conexiones, incompatibilidades y también surge de otras tías. La indecisión es sólo la sincera. Eva (47) hasta que decidas si quieres una segunda cotización con javier (48). Finalmente, un mensaje te permitirá pagar la cuenta de tu hija decantándola mandándola a la «friendzone», permitiéndote salir como amigos. Sin medio por flores.

Evajavier lo conocerás este martes 14 de noviembre en el restaurante de la ciudad de Cuatro. Madrileña, de carácter fuerte e irónico, se considera una mujer “morderse las manos” y “arrasar con todo”. Literal y metafóricamente, porque por tradición familiar, su profesión está liderada por apisonadoras.

Sopesa tu temperamento y su seguridad en el amor, en el amor no dura. Así se encontró “un ganado suelto que dice… ¿pero esto que es?”, aseguró, comparando sus relaciones con la selva.

Eva le preguntó a George Clooney

Canadá de decepciones, recurrentes en ‘Primeras citas’ conocer un hombre simpatico y buena persona que llene el corazon. No hay más requisitos que estos, para que “estén a la altura de las expectativas”.

Eva y Javier en el restaurante ‘First Dates’

Cuatro

En el bar, Carlos Sobera le presentó a Javier un soltero que se define como una forma de “casi infantil” y que permite que la soltera física no lo destruya. «No Sí George Clooney, pero está claro, es que estás cogido”, bromeó. Reconocí que aún no estaba donde esperaba, pero no lo descargué por «uno aquí para ti, aquí para ti». “Pues no, por eso menos”, se retractó pensando en lo que yo había dicho.

Sin embargo, contra todas las predicciones, Evajavier parecieron conectar. Entre los dos, las personalidades son más equilibradas y complementarias. Tanto es así que su “no” no es muy claro y le hace pensar a su cariño en una segunda cita. Hasta que llegó la hora de pagar la cena.

Fue él quien lo invitó, algo que lo pidió. “Es que yo soy muy machista para eso”, insiste. javier entrarás en la devolvía el billete. “Mira, te voy a decir una barbaridad, pero te voy a llamar”, reaccionó Eva, entre confundida y atacada por el gesto. Has encontrado la solución para tomar una decisión salomónica: la pregunta se refiere a tu cuenta y luego se la confías a tus amigos.