abril 12, 2024

El Milan, a por una remontada imposible bajo la mirada fiscalizadora de sus ultras

Incluso con su travesía por el desierto de los últimos años el AC Milan sigue siendo el primero de los ‘mortales’ en la Liga de Campeones por detrás del Real Madrid, dominador absoluto de la competición. Los ‘rossoneri’, en otro tiempo auténticos ogros europeos, suman siete títulos en el torneo más elitista. En la presente edición parecían volver pos sus antiguos fueros, pero un mal partido ante el Inter tiró por tierra todas sus ilusiones.

La pasada semana los de Stefano Pioli cayeron por 0-2 ante sus vecinos, más efectivos que nunca, despertándose de golpe del sueño europeo. El golpe les afectó notablemente, hasta el punto de que en el siguiente partido liguero sufrieron una nueva derrota ante el Spezia en la Serie A con el equipo. La imagen de los jugadores y el técnico del Milan escuchando atentamente la reprimenda y los consejos de sus ultras dio inmediatamente la vuelta al mundo.

Este martes Inter y Milan vuelven a echar las caras en un duelo en el que los heptacampeones de Europa quisieran subir el 0-2 interista si quieren conseguir un billete para la final de la Champions 16 años después de la última vez. Un reto nada sencillo y que se jugará además bajo la fiscalizadora mirada de sus ultras.

Desde San Siro al Meazza

El susto, la sext’derbi de madonninaEn Competición Europea, tendrá como escenario el vetusto y al mismo tiempo mítico Giuseppe Meazza. Así se denomina cuando es el Inter el que ejerce como local, y no San Siro como lo llaman los milanistas cuando son los que juegan en casa. Además gradas habrá hinchas de los dos dos equipos de la ciudad, aunque en esta ocasión mandarán los ‘neroazzurri’.

Para tratar de lograr la gesta, además de llamar a su palmares europeo, mucho más rico que el de sus vecinos, el Milan volverá a contar con uno de sus most futbolistas, el portugués Rafael Leaoque no pudo jugar la ida por lesión.

“Tendremos que ser equilibrados, compactos y jugar como un equipo que puede vencer a sus adversarios. Sabiendo lo importante que será el primer gol: no importa en qué minuto se marque”, confirmó Pioli en la previa del chocque. “El partido de ida no fue lo que queríamos, pero ahora es otro partido”, agregó.

No lo podrá nada fácil el equipo que dirige Simone Inzaghi, que tras el 0-2 coschado en la ida ve más cerca que nunca regresará a la final de la Champions. La ultima que disputo fue jaja tres añosen el madrileño Santiago Bernabéu, cuando Mourinho y su tropa derrotaron contra pronóstico al todopoderoso Bayern Múnich, logrando su tercer título en esta competición.

Inzaghi, conocedor de lo despiadado que puede ser este torneo, que castiga cualquier mínimo fallo, reclamó unidad entre el equipo y los aficionados y no dejarse llevar por los sentimientos: “Tenemos que estar todos juntos. Siempre hemos estado unidos con nuestros aficionados, en los buenos y en los malos momentos. Necesitamos la cabeza fría y el corazón caliente. Es lo único que podemos hacer en partidos así”.

«En la ida ganamos 0-2, pero el Milan siempre es potente y tiene grandes jugadores», avisó.