abril 21, 2024

Calviño tranquiliza a la empresa y asegura que el parón electoral no tendrá las ayudas europeas

El vicepresidente económico de Gobierno, nadia calvinono tenía que participante en la jornada de las jornadas del Círculo de Economía en Barcelona, ​​sesión que normalmente se reserva al presidente del Gobierno pero que este año ha tenido que por los acontecimientos políticos de los días anteriores.

En su intervención, ante un auditorio que apenas dos horas antes había puesto una alfombra roja al líder del PP, Alberto Núñez Feijooy su promesa de «cambio tranquilo», Calviño ha tratado de tranquilizar a los reunidos empresarios, asegurando que pese a la convocatoria electoral ni el caudal de ayudas publicas procedentes de Europa ni las reformas económicas van a detenerse. “Unas elecciones es lo que menos vértigo le tiene que dar a cualquiera”, explicó el vicepresidente ante la inquietud que le transmitió el vicepresidente del Círculo, jaume guardiola.

En este sentido, ha adelantado que la próxima semana el Gobierno va aprobar y remitir a Bruselas la adenda del Plan de Recuperación, con la que se movilizarán 7.700 millones de euros adicionales en transferencias y otros 84.000 millones de euros en préstamos, que se marán a los 70.000 millones de euros de la primera fase del plan. Según el reglamento, el plazo máximo para remitir esta adenda es el 31 de agosto de este año.

«L’agenda es conocida, no hay razón ara la incertidumbre», ha insistido la vicepresidenta, dando por descontado que el periodo electoral que se abre ahora no va a impedir que España siga con los hitos y los objetivos que fija Europa para seguir maldita sea transferencia de recurso. Al respecto, ha señalado por ejemplo que los 84.000 millones en préstamos que llegarán vía ICO y el sistema financiero constituyendo una “rojo de seguridad“para seguir con la transformación.

Al mismo tiempo, la ministra Calviño ha confirmado el inicio de la segunda fase del plan de transformación digital, que permitirá el pago de más de 50 trabajadores o más personas que opten por la ayuda del llamado equipos digitales -de hasta 29.000 euros-, hasta ahora limitadas a las empresas de entre diez y 49 empleados.

En líneas generales, Calviño ha hecho evidentemente un resultado positivo del estado de la economía española, «que ha respondido mejor que la de otros países al impacto de la pandemia». In concreto, ha puesto en valor el aumento del 3,8% del PIB en el primer trimestre, así como la revisión al alza de todas las organizaciones de sus previsiones de crecimiento. Respecto al mercado laboral, por ejemplo, ha señalado que “ya se han cumplido casi las previsiones para el mercado laboral en tres años: 20 millones de afiliados a la seguridad social”

Ha respondido la vicepresidenta las palabras del presidente del Círculo, Jaume Guardiola, que en su presentación ha aludido a la nota de opinión previa a las jornadas, donde pese a reconocerse que la marcha de la economía española est plus de lo que las últimas previsiones hacian prever, «si se alza la mirada se ha producido un estancamiento«. Guardiola, en este sentido, ha visto sustanciada una de las ideas clave que se ha expuesto durante las jornadas: la necesidad de conocer la polarización política que impide el consenso en las reformas que más se necesitan para este ciclo electoral.

Es la misma idea que expresó Guardiola en una entrevista con ABC, y sus principales argumentos ha comida de nuevo ante la vicepresidenta Calviño. Entre estos asuntos, la preocupación por la posible ruptura de pacto intergeneracionalcon especial mención a la reforma de las pensiones o las dificultades de acceso a la vivienda

Guardiola ha reconocido que, en el caso de Cataluña, el clima político se ha normalizado, algo que en parte ha atribuido a las”atrevidas medidas de Gobierno«, en referencia a los indultos o la reforma del Código Penal, «medidas que hemos apoyado pero que reconocemos que genera controversia y son difíciles de comprender por una parte de la sociedad española». Al respecto, ha señalado que sería erróneo pensar qu’ esto zanja la cuestión catalana. «Los problemas siguen», ha añadido Guardiola en alusión a la financiación autónoma o las inversiones del Estado en Cataluña.

La intervención de Calviño se produjo apenas dos horas después de que el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, tuviera un más que cálido recibimiento en el encuentro del Cercle, donde su promesa de «cambio tranquilo«, su discurso pro empresa y la confirmación de su deseo de llevar a cabo una reducción de impuestos agradó a un auditorio con una notable representación de la empresa catalana