febrero 27, 2024

Standard & Poor’s confirma la calificación de Francia en «AA», Le Maire saluda «una señal positiva»

Tras la mala calificación de Fitch en abril, es un alivio, al menos temporal, para el gobierno: la agencia S&P Global (antes Standard and Poor’s), una de las tres calificadoras estadounidenses más influyentes, ha mantenido la calificación de Francia, el viernes 2 de junio, manteniendo en el nivel «AA». “Esto se debe principalmente a la revisión de la estrategia de consolidación fiscal del gobierno”escribe la calificadora, citando como hechos positivos, además de la reforma de las pensiones, el fin previsto de las ayudas energéticas a favor de la caída del precio de los hidrocarburos.

El Ministro de Economía, Bruno Le Maire, mencionó «una señal positiva». “Nuestra estrategia de finanzas públicas es clara. Ella es ambiciosa. Y ella es creíble. le dijo a la JDD.

La calificadora, una de las tres principales junto a Fitch y Moody’s, mantuvo sin embargo su perspectiva » negativo «, extiende el espectro de una futura caída en caso de deslizamiento. S&P advierte «riesgos» relacionados con la ejecución de los objetivos presupuestarios del gobierno: “Incluyen la ausencia de una mayoría absoluta en el Parlamento francés desde mediados de 2022, lo que podría complicar la implementación de políticas, así como incertidumbres dentro de las economías global y europea, y condiciones financieras más estrictas”. En el futuro, la agencia enfatiza que «La fragmentación política agrega incertidumbre a la capacidad del gobierno para implementar políticas conducentes al crecimiento económico y la consolidación fiscal».

“Discusiones muy cerradas”

El plazo fue tomado muy en serio por un gobierno, deseoso de desplegar una política económica sólida y un presupuesto serio. Interrogada el domingo, la primera ministra, Elisabeth Borne, había afirmado en Radio J que el ministro de Economía había tenido “discusiones muy cercanas” con la agencia «en todo lo que hacemos para controlar nuestras finanzas públicas». El gobierno será «intratable» en la reducción de los déficits, había golpeado a Bruno Le Maire en France Inter el miércolesjuzgar «exitoso» su «buenos argumentos» desarrollado frente a S&P, al tiempo que reconoce «muy francamente» Ignoren cuál sería el veredicto de esta agencia.

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores Standard & Poor’s: los desafíos políticos de una decisión largamente esperada sobre la deuda francesa

La degradación de la nota puede tener el efecto de aumentar el interés de los préstamos franceses a los inversores, estos últimos exigiendo más para aceptar prestar a Francia. Sin embargo, las tasas de interés de los préstamos a diez años ya han estado en niveles altos durante once años debido a las subidas de tipos del Banco Central Europeo, que está luchando contra la inflación y está elevando mecánicamente las tasas de los préstamos para los estados de la eurozona.

S&P ha calificado a Francia desde 1975 y ha rebajado su calificación solo dos veces. También fue la primera en haber retirado su emblemática «triple A» de Francia en 2011, la mejor calificación posible y símbolo de una excelente gestión, de la que todavía se beneficia un pequeño círculo de las tres agencias, como la alemana, la holandesa y la australiana. .

“Estancamiento político”

A fines de abril, Fitch destacó «punto muerto político» del gobierno para justificar su degradación, un comentario que provocó la ira de Emmanuel Macron: «equivocarse en su análisis político»fustigó en una entrevista con el diario francés Opinión. Por su parte, Moody’s mencionó la «mandato débil» no tiene el gobierno en un que sin embargo no dio lugar a una rebaja de la calificación. La agencia de calificación europea Scope Ratings, menos vigilada que sus consumidores pero que rebajó su perspectiva para Francia un » estable « A » negativo « el 26 de mayo, un sospechoso “falta de mayoría en el parlamento”probable que complique el camino de la reducción del déficit y la deuda.

Sin embargo, frente a los números, Francia parece estar mejor calificada de lo que merece, según un comunicado de Fitch. Tiene el endeudamiento más alto de los países en la categoría “AA”, y tiene el doble del endeudamiento medio en esta categoría. En cuanto al déficit, la calificadora lo anticipa en 5% del producto interno bruto (PIB) este año y 4,7% el próximo, nuevamente muy por encima de los países calificados en esta categoría.

Lea también: Agencias calificadoras: cómo funcionan estos controvertidos termómetros de la economía mundial

El mundo con AFP