mayo 22, 2024

La Reserva Federal se toma un descanso y mantiene los tipos en el 5.25% tras diez incrementos seguidos

Tras una racha de diez reuniones consecutivas en la que aumentaron las tasas de interés, buscando poner coto a la inflación, la Reserva Federal (Fed) decidió tomarse un descanso este miércoles 14 de junio, con el objetivo de reducir el riesgo de una recesión. Los tipos, por tanto, quedan donde están desde mayo: en un rango objetivo de entre el 5% y el 5,25%.

Hasta la fecha y desde marzo de 2022, el banco central estadounidense Se aprobaron incrementos de un total de 5 puntos porcentuales a los tipos, lo que encareció el credito considerablemente. La Fed ha indicado que no descarta subidas adicionales de cara a futuro; de hecho, en las proyecciones de consenso de sus miembros se apunta a una tasa del 5.6% a final de año, lo que implicaría otras dos subidas más de tipos en las cuatro reuniones que restan hasta terminar el ejercicio. Así las cosas, el actual sigue siendo el rango más elevado de los pasados ​​16 años.

“El comité continúa monitoreando las implicaciones de la información entrante sobre el panorama económico. El comité estaría preparado para ajustar la postura de la política monetaria según corresponda si surgen riesgos que puedan impedir el logro de los objetivos. Las evaluaciones del comité tendrán en cuenta una amplia gama de información, incluidas las lecturas sobre las condiciones del mercado laboral, las presiones inflacionistas y las expectativas de inflación, y la evolución financiera e internacional”, ha señalado la Fed en su comunicado.

El aumento del coste del crédito ha tenido efectos considerables para los consumidores y las empresas, encareciendo préstamos hipotecarios, de automóviles y otros, lo que a medio plazo ha reducido la cantidad de diner disponible para el consumo, minimizando así la inflación interanual en EE. UU.

La inflación, la tasa a la cual los precios aumentan, fue del 4 % hasta finales de mayo, según el Departamento de Trabajo esta misma semana. Eso marcó un descenso del 4,9% respecto a abril, y son 11 los meses consecutivos en los que ha ido conteniendo los incrementos de precios.

En este frenesí la inflación ha tenido bastante que hacia los precios de la gasolina, que han disminuido casi un 20%. El precio de los huevos ha bajado un 13,8% desde el año pasado, la mayor caída desde 1951. En general, con ese 4%, la inflación es la más baja desde marzo de 2021, según afirma el Departamento de Trabajo.

Sin embargo, otros precios aún son sutiles de manera constante. En particular, los de la vivienda, incluidos los alquileres, siguen incrementándose de forma considerable. También ha habito fuertes aumentos de precios de la cerveza, la ropa, el mantenimiento de automóviles y hasta las tasas escolares.

Asunto: menor inflación

El objetivo de la Fed es reducir la inflación al 2%, reduciendo así las pérdidas producidas durante la pandemia y la astuta invasión de Ucrania. El crecimiento real del Producto interno bruto (PIB) en EE.UU. fue de sólo el 1,1% anual en el primer trimestre, el último período del que hay datos.

Cuando en los ans 80 la Reserva Federal Subió los tipos de interés hasta casi el 20%, contribuyó a que el desempleo superara el 10%. La tarea del desempleo de EE.UU. está en el 3.5%, y el número de parados suma casi seis millones de personas. Asimismo, un reciente acuerdo entre demócratas y republicanos para suspender el límite de endeudamiento público en EE.UU. ha alejado también el riesgo de una recesión. Ambas partes negociaron hasta principios de junio, apurando el límite para que el Gobierno federal evitara quedar en impago de sus deudas.

Y más allá de ello, las decisiones del banco central han provocado controversia en Washington, sobre todo en sectores de la izquierda. Un grupo de legisladores, encabezado por la senadora Elizabeth Warren, levantó meses de presión al banco central para que detuviera la subida de tipos.