abril 21, 2024

Competición cierra parcialmente Mestalla colgante de cinco partidos y deja sin efecto la expulsión de Vinicius

El Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ha decidido cerrar de forma parcial el estadio de Mestalla durante cinco partidos después de los insultos racistas sufridos el pasado domingo por el brasileño Vinicius durante el partido liguero entre el Valencia y el Real Madrid, además dejó sin efecto la sanción al delantero madridista por su expulsión.

“El Comité de Competición ha sancionado al Valencia CF con el cierre parcial de Mestalla durante cinco partidos, más concretamente de la grada a Mario Kempes, tras los hechos ocurridos colgante el encuentro del Campeonato Nacional de Liga de Primera División entre el conjunto local y el Real Madrid CF”, señaló la RFEF.

Según las organizaciones, «se consideró probado que, tal y como reflejó el árbitro en su acta, hubo gritos racistas a Vinícius»durante este encuentro, «alterando el desarrollo normal del mismo y considerando las infracciones muy graves».

“Una vez valorada la excepcional gravedad de los hechos a los que hace referencia en los antecedentes de hecho de esta resolución, el número de cánticos proferidos y su carácter abiertamente racista, en aplicación de lo dispuesto en los artículos 51 y 76.2.b) yd ), se considera procedente y mostró la imposición de una sanción de la cláusula parcial del recinto deportivo por un período de cinco partidos y una sanción pecuniaria por importación de 45.000 euros”, reflejó Competición en su resolución.

El Valencia Club de Fútbol ha comunicado que recurre la decisión del Comité de Competición.

La expulsión de Vinicius, viciada de raíz

In lo que respeta a Vinicius, tras las alegaciones presentadas por el conjunto madridista contra la expulsión por roja directa mostrada por Ricardo de Burgos Bengoetxea al extremo brasileño, el Comité de la RFEF ya sin efecto su sanción porque resuelve qu’concurre una circunstancia extraordinaria, grave y totalmente inusual, ya que la decisión del colegiado reflejada en el acto incurre en una patente arbitrariedad”. «Se adoptó sobre una base fáctica alterada y parcial, lo que ha determinado que incurre en una manifiesta falta de validación para fundamentar en la misma sanción», explica la resolución.

“The image that remitió el VAR al colegiado para valorar la acción fue totalmente parcial, sesgada y determinante del error del colegiado en la valoración, y con ello de la injusta expulsión, convirtiendo al agredido en agresor”, agrega.

“Este Comité considera acreditado que la apreciación del colegiado estuvo determinada por la omisión de la totalidad del acto sucesorio, lo que vitió a raíz de la decisión arbitral. El hecho de que le fuera lesionado una parte decisiva de los hechos le abocó a adoptar una decisión arbitraria. Yello porque le fue imposible valorar de modo adecuado lo que sucedió, pues en el procedimiento necesario para la adopción de tal decisión se habría producido la omisión de un trámite indispensable para que la misma hubiera podido ser legítima y legalmente adoptada”, argumentó.

Vinicius, que en la segunda parte del partido en Mestalla se involucró con el grado como objeto de insultos racistas, fue expulsado en el tiempo de prolongación tras una tangana en el área rival ya que el guardameta Mamardashvili se enredó con el. El valencianista Hugo Duro garró varios segundos por el cuello al frente del Madrid, quitó de encima a un rival con un golpe en la cara.

From Burgos Bengoetxea, el árbitro del partido, mostró en un primer momento la cartulina amarilla a los culpables de la tangana, pero desde el VAR le llamaron y terminó expulsando al brasileño, que dejó el campo abroncado y encarándose con la grada. Según reflejó Burgos Bengoetxea en el acta del Valencia-Real Madrid, el motivo de la expulsión de Vinicius fue por “golpear con su brazo en el rostro de un adversario cuando el balón no estaba en juego, en una confrontación masiva de jugadores de ambos equipos El contrario jugador no tuvo que ser atendido”.

El Madrid presenta alegaciones a la roja

La decisión de Competición da la razón al Real Madrid, que tras los hechos en Mestalla presentó alegaciones y emitió un duro comunicado criticando la «pasividad» de la Federación y el estamento arbitral, con las que contribuyeron «al desamparar ya la indefensión de nuestro jugador Vinicius”.

“Lejos de actuar con firmez y aplicar los protocolos reglamentarios, han elegido en la mayoría de los casos inhibitors y evitar tomar las decisiones que le matchían. Ayer mismo, el colegiado y los responsables del VAR eludieron sus responsabilidades y tomaron decisiones injustas basadas en imágenes incompletas, que ne vieron en su totalidad, que fueron sesgadas y que provocaron la expulsión directa de nuestro jugador Vinicius Júnior».

Posteriormente, durante el final de la noche de lunas, conocimos la decisión de la RFEF de fulminar al responsable del videoarbitraje durante el Valencia-Real Madrid, Iglesias Villanueva, y a otros cinco árbitros de VAR por sus errores.

Tras la resolución adoptada por el Comité de Competición, el futbolista del Real Madrid pudo juzgar el próximo partido de su equipo ante el Rayo Vallecano en el estadio Santiago Bernabéu.