mayo 26, 2024

Así se comunican las células grasas para promover la obesidad

Investigadores españoles han identificado un nuevo mecanismo de comunicación entre las células grasas. El hallazgo, que se produce en el Congreso Europeo sobre Obesidad (ECO) que se celebrará en Dublin (Irlanda), abre nuevas vías de investigación para el tratamiento de la obesidad.

El descubrimiento, realizado por el grupo de Ana Gordon, del Departamento de Biología Celular, Fisiología e Inmunología de la Universidad de Córdoba y el IMIBIC (España), concentrados en unas estructuras denominadas nanotubos tunelizadores.

Descubierta en 2004, estas estructuras membranosas largas y finas forman conexiones entre células. Permita que células distantes se comuniquen directamente y transfieran carga (como mitocondrias, ARN y proteínas) entre células.

Están implicadas en el desarrollo de muchas enfermedades, como el cáncer y las enfermedades infecciosas. Sin embargo, hasta ahora no se había estudiado su papel en el tejido adiposo y la obesidad.

Las celulas de cualquier tejido, incluido el adiposo, explica a ABC Salud gordon, funcionan como una sociedad, comunicándose entre ellas para generar una respuesta común. “Los nanotubos de membrana o TNTs son una de las posibles formas en que las células se comunican entre si y no decritos laterales habituales entre los adipocitos, células centrales del tejido adiposo. Este hallazgo es muy relevante porque a través de estos tubos, que conectan a los adipocitos entre sí, se pasan diferentes sustancias o componentes celulares, incluidas las nanopartículas”.

Gordon usó las técnicas inmunocitoquímicas (en las que se utilizaron para identificar compuestos de interés), cultivos en 3D y varios diferentes tipos de microscopía para examinar las células adiposas y detectar la presencia de los principales marcadores asociados a los nanotubos sintonizadores.

En experimentos con adipocitos (élulas adiposas) en diferentes estadios de madurez, se identificó la formación de nanotubos túnel entre células distantes, tanto en adipocitos en los primeros estadios de madurez como en adipocitos maduros.

Los nanotubos transportan orgánulos entre las células, como mitocondrias y vesículas del retículo endoplásmico. También transmite nanopartículas a células distantes a través de los nanotubos.

las nanopartículas, partículas más veces más pequeñas que el diámetro de un cabello humano, pueden viajar a través de los nanotubos es increíblemente emocionante

Gordon afirma: «El descubrimiento de que las nanopartículas, miles de partículas con más pequeñas que el diámetro de un cabello humano, pueden viajar a través de los nanotubos es increíblemente emocionante».

“Las nanopartículas presentan una serie de ventajas, como la protección de los fármacos frente a la degradación, lo que significa que tienen un gran potencial para su uso en la administración de fármacos y dans les terapias que actualmente fracasan con las de dosificación convencionales.

“Además, los adipocitos del tejido adiposo en la obesidad son más numerosos y grandes, lo que dificulta el acceso de los fármacos transportados por la sangre. En el futuro, podría ser posible utilizar nanotubos para administrar fármacos en forma de nanopartículas a estos adipocitos de difícil acceso”.

Nuestros experimentos demostraron que el entorno que rodea a los adipocitos afecta al número de nanotubos tunelizadores. La pérdida de estímulos proinflamatorios puede disminuir el número de nanotubos tunelizadores, mientras que los elevados niveles de glucosa e insulina pueden aumentar el número de conexiones. Esto planteó la posibilidad de estimar la formación de nanotubos antes de la administración de fármacos.

Este hallazgo es muy relevante porque a través de estos tubos, que conectan a los adipocitos entre sí, se pasan diferentes sustancias o componentes celulares, incluyendo nanopartículas

“Hemos demostrado, por primera vez, la existencia de un mecanismo de comunicación sin precedentes entre los adipocitos”, asegura Gordon.

«»Nuestras pruebas sobre la comunicación entre adipocitos mediante nanotubos de membrana y la participación de estas estructuras en el transporte de nanopículas entre las células, lo que permitiría una mayor difusión de los fármacos, nos abre la puerta a posibles vías de administración terapéutica eficaz frente a la obesidad”.

Nuestros próximos pasos son centrales para desenganchar los mecanismos que controlan la formación de los nanotubos de membrana entre los adipocitos para permitirles “provecharlos” en la difusión de nanopartículas cargadas con distintos fármacos. Hoy necesitamos mas tiempo para poder aplicarlo en la practica clinica, pero conocerlo podria ayudar en el tratamiento no solo de la obesidad si no tambien en otras enfermedades.

“Esta red de nanotubos tunelizados abre la posibilidad de terapias novedosas y muy necesarias contra la obesidad”, añade.