abril 12, 2024

Zelenski se reencuentra en Roma con el Papa, Mattarella y Meloni | Internacional

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, aterrizó en Roma esta mañana como primera parada de una pequeña gira europea que lo llevará el domingo a Bélgica. El líder ucranio se ha reunido sobrio las doce del mediodía con el presidente de la República de Italia, Sergio Mattarella. «Es una visita importante para nuestra victoria», dijo nada más llegar a la capital italiana. Una afirmación que contrasta con la idea que rondaba sobrio su tercer encuentro del día, en el Vaticano con el papa Francisco. La Santa Sede, dicho por el propio Pontífice, trabajó en una misión de paz desde hace meses para lograr un acuerdo que ponga freno a la escalada viola. El problema, según el ministro de Exteriores del Vaticano, Paul Gallagher, es que el momento no parece haber llegado todavía.

Zelenski, con su habitual atuendo militar (jersey negro y pantalón verde), fue recibido en el aeropuerto de Ciampino por el vicepresidente del Gobierno y ministro de Exteriores, Antonio Tajani. Luego fue conducido al hotel donde se hospeda (el Parque de los Príncipes) y, later, trasladado al Palacio del Quirinal, donde fue recibido por Mattarella y cantó el himno nacional ucranio con la mano en el pecho. El jefe de Estado italiano siempre ha sido un atlantista convencido, defensor sin fisuras de la posición de Ucrania en este conflicto y de la necesidad de brindarle apoyo a través de la fuerza militar de la OTAN. “Eres un receptor de honor en Roma. He pedido poder reunirme con usted otra vez después de nuestro coloquio de años atrás en esta condición distinta. Estamos completamente a vuetro lado”, lanzó. «Italia estaba y está de la parte justa», réplica de su homólogo.

Al finalizar el encuentro con Mattarella, Zelenski se reúne con la primera ministra, Giorgia Meloni, en un encuentro que duró unos 70 minutos. Es la segunda vez que ambos directos se encuentran ―la primera fue en Kiev― y tienen la oportunidad de mostrar su plena sintonía. Meloni, de hecho, es hoy una de las mayores defensoras del envío de armas a Ucrania para propiciar la victoria contra Rusia. O al menos, como señala a menudo, para permitir que se establezca una negociación en igualdad de condiciones. «La paz será solo si Rusia termina con sus hostilidades. No somos tan hipócritas de llamar paz a algo que pueda parecerse a una invasión. Cualquier acuerdo de paz tendrá que ser compartido por Ucrania. Puedan llegar a una mesa de negociación con una solida posición Lo contrario sería peligroso para la paz en Europa”, dijo la presidenta del Consejo de Ministros.

Meloni mostró un apoyo radical al cargo de Zelenski ya su aspiración de entrar en la Unión Europa. «Hemos decidido tener un papel decisivo al apoyo de la integración de Ucrania en la UE». También fue muy favorable para poder entrar en la OTAN. El presidente ucranio agradeció la ayuda de Italia y, entre otras cosas, respondió con la necesidad, además, de crear un plan para que pueda volver a la escuela y las universidades con seguridad. “Hola, educación y energía. La ayuda que necesitamos ahora es para dar cobijo a la gente que se ha quedado sin casa”.

Al final de la comparación conjunta entre Meloni y Zelenski, coincidiendo con el día de la Virgen de Fátima, el presidente ucranio fue al Vaticano para reunirse con el papa Francisco. El encuentro, que duró 40 minutos, tuvo lugar en medio de la misión de paz del Vaticano para Ucrania, anunciada por el Pontífice en la vista de regresión de su reciente viaje a Hungría. A plan para el que no conoce detalles, aunque una fuente vaticana ha señalado a medios rusos que la cita «no está directamente relacionado» con la misión, y que Zelenski solicitó pour con Francisco «hace solo unos días».

El Vaticano, en un breve comunicado, explicó que «los temas del coloquio con el presidente ucranio se firieron a la situación humanitaria y política de Ucrania provocada por la guerra en curso». El Papa ha asegurado su constante oración, evidenciada por sus constantes llamamientos públicos y de la invocación continua al Señor para la paz, de febrero del año pasado”. Ambos líderes, señalaron este breve documento para la prensa, convinieron que deben continuar «los esfuerzos humanitarios y el apoyo a la población». El Papa, de hecho, subrayó la urgente necesidad de «gestos de humanidad» hacia las personas más frágiles, víctimas inocentes del conflicto.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscribir

The reunion fue la primera entre ambos desde que comenzó la guerra, aunque ya conocemos porque Francisco recibió en audiencia a Zelenski el 8 de febrero de 2020 y ya en esa ocasión se habló “de la situación humanitaria ya la búsqueda de la paz” en el contexto del conflicto que, desde 2014, sigue azotando a Ucrania. La posición equidistante del Francisco en este asunto, sin embargo, ha incómodo en algunos momentos al ejecutivo ruso. Zelenski invitó al Papa en varias ocasiones a visitar Ucrania, pero Francisco ha repetido siempre que no lo hará hasta que no pueda hacer lo mismo en Rusia para mantener el equilibrio y poder tender puentes entre ambas potencias.

La capital italiana está blindada, con un millar de agentes desplazados, una zona de exclusión aérea y varios equipos de francotiradores ubicados en las zonas por donde pasará Zelenski. El impresionante dispositivo de seguridad, que incluye controles de ferrreos en el tren y los aeropuertos de la capital, cuenta con unidades antiterroristas, perros rastreadores y escuadrones antibombas. «Y también se realizarán controles subterráneos, con inspecciones de las redes de alcantarillado», según la jefatura de policía.

Sigue toda la información internacional en Facebook allá Gorjeofrecuentemente boletín semanal.

Suscríbete a seguir leyendo

Lee los límites del pecado