abril 21, 2024

Un fármaco del párkinson frena el avance de la ELA en 20 pacientes

Investigadores japoneses han probado en un pequeño ensayo clínico realizado en 20 personas con esclerosis amiotrófica lateral (ELA) si un fármaco de compañía que sólo se utiliza en pacientes con enfermedad de Parkinson podría ser efectivo. Y los resultados que se publican en “Célula de células madre”sin embargo, el tratamiento es segmentario y retarda la progresión de la ELA -una enfermedad neurodegenerativa incurable- una media de 27,9 semanas.

El ELA es una enclavedad fatal de las neuronas motoras que provoca la pérdida paulatina de control de los músculos. No tiene cura y los tratamientos actuales se centran en reducir los síntomas y brindar cuidados de apoyo.

Según los investigadores, algunos pacientes respondieron mejor al tratamiento con el fármaco -ropinirol- que otros, y también pudieron predecir la respuesta clínica in vitro utilizando neuronas motoras derivadas de células madre de pacientes.

“La ELA es totalmente incurable y se encierra muy difícil de tratar”, asegura el principal autor y fisiólogo Hideyuki Okano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Keio en Tokio. “Previamente identificamos el ropinirol como un posible fármaco contre la ELA in vitro mediante el descubrimiento de fármacos con células madre pluripotentes inducidas (iPSC, por sus siglas en inglés), y con este ensayo hemos demostrado que es seguro de usar en pacientes con ELA y que posmente tiene algún efecto terapéutico, pero para confirmar su eficacia necesitamos más estudios, y ahora estamos planeando un ensayo de fase 3 para el futuro cercano”.

Para probar la seguridad y eficacia de ropinirol en pacientes con ELA esporádica (es decir, desconocidos), el equipo reclutó a 20 pacientes que recibieron atención en el Hospital Universitario de Keio en Japón. Ninguno portaba genes predisponentes a la fermentación y, en promedio, habían estado viviendo con ELA durante 20 meses.

El ensayo fue doble ciego durante las primeras 24 semanas, lo que significa que los pacientes y los médicos no sabían qué pacientes estaban recibiendo ropinirol y tenían un placebo. Luego, durante las siguientes 24 semanas, todos los pacientes que deseaban continuaron recibiendo ropinirol a conciencia. Gran parte de los pacientes abandonaron el estudio a lo largo del camino, en parte debido a la pandemia de Covid-19, por lo que solo a seguimiento completo de 7 de los 13 pacientes tratados con ropinirol et 1 de los 7 pacientes que recibieron placebo seguido de ropinirol durante todo el año. sin embargo, Ningún paciente abandonó el estudio por motivos de seguridad..

Para determinar si la fábrica fue efectiva para ralentizar el progreso de la ELA, el equipo monitoreó una variedad de medios diferentes durante la prueba y durante las 4 semanas posteriores a la finalización del tratamiento. Esto incluye cambios en la actividad física autoinformada de los pacientes y su capacidad para venir y beber de forma independiente, datos de la actividad de dispositivos portátiles y cambios médicos para los médicos en la movilidad, la fuerza muscular y la función pulmonar.

«Descubrimos que el ropinirol es seguro y tolerable para los pacientes con ELA y muestra una promesa terapéutica al ayudars a maintener la actividad diary y la fuerzamuscular», dice el autor principal Satoru Morimoto, neurólogo de la Escuela de Medicina de la Universidad Keio en Tokio .

Los pacientes que recibieron ropinirol durante las siguientes fases del ensayo fueron más activos físicos que los pacientes del grupo placebo. También mostraron tasas más lentas de deterioro en la movilidad, la fuerza muscular y la función pulmonar, y tenían más probabilidades de sobrevivir.

Los beneficios del ropinirol en comparación con el placebo serán más pronunciados en el medio que en el que se ensayen. Sin embargo, los pacientes del grupo placebo que comenzaron a tomar ropinirol a la mitad del ensayo no experimentaron estas májoras, lo que sugiere que el tratamiento con ropinirol puede ser útil solo si se inicia temprano y se administra durante un período más prolongado.

El tratamiento con ropinirol puede ser útil solo si se inicia temprano y se administra colgante un período más largo

A continuación, los investigadores investigaron los mecanismos detrás de los efectos del ropinirol y la detección de moléculas de confinamiento. por hola, generaron células madre pluripotentes inducidas de la sangre de los pacientes y cultivaron estas células en neuronas motoras en el laboratorio. En comparación con las motoneuronas sin, por el contrario, las motoneuronas de los pacientes con ELA mostraronn diferencias distinguidas en la estructura, la expresión génica y la concentración de metabolitos, pero el tratamiento con ropinirol redujo estas diferencias.

En particular, las neuronas motoras cultivadas de pacientes con ELA tenían neuritas más cortas en comparación con las neuronas motoras sanas, pero estos axones crecieron hata una longitud más normal cuando las células fueron tratadas con ropinirol. El equipo también identificó 29 genes relacionados con la síntesis de colesterol que tendían a expresarse en las neuronas motoras de los pacientes con ELA, pero el tratamiento con ropinirol suprimió su expresión génica con el tiempo. También identificó el peróxido lipídico como marcador sustituto para estimar el efecto del ropinirol tanto in vitro como clínicamente.

“Encontramos una correlación muy notable entre la respuesta clínica de un paciente y la respuesta de sus neuronas motoras in vitro -señala Morimoto-. Los Pacientes cuyas neuronas motoras réponhion de manera sólida al ropinirol in vitro tuvieron un progreso clínico móvil más lento de la enfermedad con el tratamiento destr-ropinirol, mientras que los repliodes subóptimos mostraron una progresión de laimo mostraron un progreso ar de tomar ropinirol” .

Los investigadores han confirmado que esto sugiere que este método, a partir de cultivar y probar neuronas motoras derivadas de células de inducidads pluripotentes derivadas de pacientes, puede usarse clínicamente para predecir qué tan efectivo será el fármaco para un paciente determinado. No está claro por qué algunos pacientes responden mejor al ropinirol que otros, pero los investigadores creen que probablemente dependerá de las diferencias genéticas que esperan identificar en futuros estudios.