febrero 24, 2024

Rusia acusa a Kiev de matar a 28 civiles en un bombardeo en la región de Lugansk | Internacional

Rusia vuelve a acusar a Ucrania de provocar una matanza de civiles en Donbás. Las autoridades de las fuerzas invasoras en la provincia de Lugansk han asegurado este domingo que 28 civiles fallecieron el sábado en un ataque contra un edificio en la ciudad de Lisichansk (región de Lugansk). El edificio, según las imágenes aportadas por el Gobierno ruso en la región, albergaba un restaurante y una gran panadería. El Ministerio de Emergencias ruso afirmó que un obús de artillería de largo alcance y de precisión Himars, suministrado por Estados Unidos, destruyó el edificio.

Lisichansk se sitúa a siete kilómetros del frente de guerra y la mayoría de sus habitantes son actualmente tropas invasoras. Fue conquistada por Rusia en 2022 y en el lugar solo queda un 10% de la población de 110.000 personas previa a la guerra, según el Gobierno ucranio. Vecinos del municipio han asegurado a medios ucranios que el restaurante era un lugar habitual de encuentro de militares rusos. Así también lo han indicado cuentas de información rusas en Telegram. Ni las Fuerzas Armadas Ucranias ni el Ministerio de Defensa han comunicado todavía su versión de los hechos.

Leonid Pasechnik, gobernador de la República de Lugansk, región anexionada unilateralmente por Rusia, detalló que los muertos eran 18 hombres, 9 mujeres y un menor de edad, todos civiles.

Rusia también acusó el 21 de enero a las Fuerzas Armadas Ucranias de la muerte de 27 civiles en un mercado en la ciudad de Donetsk, a 15 kilómetros del frente de guerra. El mando ucranio en Donetsk emitió un comunicado en el que negó ser responsable del ataque.

Las acusaciones y versiones contradictorias entre Moscú y Kiev son habituales cuando se trata de bombardeos con un elevado número de muertes civiles. Así sucedió el pasado septiembre cuando un misil causó la muerte de 16 personas en un mercado en la ciudad de Kostiantinivka, en Donetsk y bajo control de Ucrania. Las autoridades ucranias afirmaron que un proyectil ruso provocó la tragedia, pero una investigación de The New York Times concluyó que en realidad se trató de un misil antiaéreo ucranio que sufrió un fallo.

Rusia también acusó a Ucrania este enero de derribar un avión de carga suyo en el que supuestamente trasladaba a 65 prisioneros de guerra ucranios. El Ministerio de Defensa ucranio insiste en que en la aeronave no viajaban sus soldados y ha exigido una investigación independiente internacional. El presidente ruso, Vladímir Putin, afirmó que ninguna organización internacional quiere asumir la petición ucrania, pero Kiev asegura que es el Kremlin que lo bloquea.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.

Suscríbete

El mayor número de civiles muertos en un solo bombardeo se produjo en abril de 2022, cuando un misil ruso impactó en la estación de tren de Kramatorsk, también en Donetsk. Un total de 58 personas fallecieron y hubo 100 heridos. Rusia negó la autoría, pero organizaciones como Human Rights Watch investigaron durante un año lo sucedido para concluir que un misil ruso Tochka-U armado con bombas de racimo fue el causante de la masacre.

Sigue toda la información internacional en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_