febrero 24, 2024

Michel: “Lo ha visto todo el mundo. Es un error del VAR” | Fútbol | Deportes

“Así gana el Madrid”, protestó la afición del Girona. El VAR había tomado el protagonismo en Montilivi y la hinchada se acordó del Real Madrid, rival del conjunto rojiblanco en lo más alto de la tabla en la Liga. En el primer acto, cuando el equipo de Michel dominaba el juego y el partido, Yangel Herrera marcó el 1-0. El árbitro Gil Manzano convalidó el gol. Sin embargo, mientras los jugadores del Girona celebraban junto a su afición, el colegiado se llevó la mano a la oreja. Desde la sala VOR, Del Cerro Grande le indicaba había un fuera de juego en el inicio de la acción. El problema fue que desde la posición incorrecta de Savinho y el tanto de Yangel Herrara habían pasado 37 segundos. “40 segundos y tres jugadas con cambios de posesión”, se quejó Michel. No tenía dudas el técnico rojiblanco: “Lo ha visto todo el mundo. Es un error del VAR”.

Michel, sin embargo, evitó señalar al colegiado. “No creo que el árbitro haya hecho un mal partido. El error en esa jugada fue del VAR, no del árbitro. No se puede rearbitrar una jugada 40 segundos después. Si comienzas a rebobinar todo el partido…”, expuso el preparador rojiblanco. Pero sí apuntó contra polémica en la que está instalado el videoarbitraje, en la picota desde la controvertida remontada del Real Madrid al Almería. “Nuestra liga es una gran liga. Quiero poner el valor lo que hacemos todos los equipos para darle el mejor producto posible. Si hace daño que haya mucho ruido en cuanto a la figura del árbitro. Hay que respetar mucho más a la competencia que es lo que nos enseñaron desde pequeñitos”, señaló el técnico del Girona. “No sé. No sé qué paso. Y tampoco me preocupa”, minimizó la acción Imanol Alguacil.

Michel, en cualquier caso, no estaba de acuerdo con su expulsión. “No falté el respeto, ni insulté. Es un castigo muy grande perderme dos partidos. Me gusta estar con mi gente y mis jugadores”. El acta del colegiado detalló: “Salir del área técnica y reclamar de forma reiterada una de mis decisiones”.

Cuando terminó de atender a las televisiones con derechos y, ya más tranquilo, en la orilla del césped de Montilivi, el técnico del Girona soltó: “Es que no aguanto a Imanol”. Bromeaba. El entrenador del Girona ya había visto de reojo a Imanol Alguacil. Y cuando se cruzaron, se abrazaron. La charla duró cerca de cinco minutos. “Le pregunté cuando iban a perder un partido”, contó el preparador de la Real Sociedad. “Comentamos que disfrutamos y sufrimos a la vez. Nosotros tenemos solo un reto, que es precioso, y ellos están peleando en la Liga, la Copa y la Champions. La Real es un equipo impresionante”, reconoció Michel.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.