julio 14, 2024

Jorge Vilda: «Creo que he sido cesado injustamente»

Jorge Vilda: «Creo que he sido cesado injustamente»

Jorge Vilda, destituido este martes como seleccionador nacional femenino de fútbol, cree que se ha tomado esta decisión «injustamente» y que no era «merecida», y que únicamente le han comunicado desde la RFEF que se debía a «cambios estructurales» y sin decirle «criterios futbolísticos».

«Estoy todo lo bien que se puede estar después de ser campeonas del mundo hace 16 días, de hace diez días estar renovado por cuatro años más con una remuneración mayor, y después de hoy ser cesado creo que injustamente», señaló Vilda en una entrevista en ‘El Larguero’ de la cadena SER.

El técnico explicó que le comunicaron su destitución tras una «breve reunión» con Pedro Rocha, presidente en funciones de la RFEF, el secretario general y la vicepresidenta de Igualdad y que se debía a «cambios estructurales».

«Después de 17 años en el fútbol femenino, después de todo lo que he conseguido, de dejarme la piel como un trabajador más de la federación, y con la conciencia tranquila porque he dado el cien por cien, he dicho que es algo que no entendía y que no veía merecido el cese», añadió.

Vilda se mostró sorprendido porque «iba con otra idea» a esta reunión. «Te queda la ilusión por el buen trato que siempre he recibido y porque me veía con fuerzas y ganas de disfrutar por primera vez una Liga de Naciones y poder estar en unos Juegos Olímpicos, me motivaba mucho como deportista estar en París», confesó.

El madrileño confirmó que el anuncio que hizo Luis Rubiales en la Asamblea General Extraordinario de 25 de agosto sobre su renovación ya «estaba en la Junta Directiva» y que este contrato «ya estaba perfeccionado» porque se le había comunicado «después del Mundial y antes de la Asamblea» «Ya no es tema mío, es de mis abogados y la negociación», advirtió.

El exseleccionador recalcó que ha «felicitado» a Montse Tomé por coger las riendas del combinado nacional. «Es merecido y tiene la capacidad para hacerlo muy bien. Fue elegida por mí para el cuerpo técnico, tiene retos por delante. El mayor legado que he podido dejar es un estilo de juego reconocible y una metodología, lo tiene para aprovecharlo. Está preparada y lo va a hacer bien», afirmó.

PUSO SU CARGO «A DISPOSICIÓN» TRAS EL MAIL DE LAS 15

En este sentido, remarcó que las futbolistas que habían anunciado su renuncia a volver hasta que no hubiese cambios en la RFEF a él no le han «comunicado» nada y que no se sentía «aludido» en ese comunicado porque no se siente «dirigente». «Públicamente nunca se ha dicho que pidan mi cabeza, una de las capitanas lo dijo directamente», declaró.

«Creo que es imposible conseguir los resultados que se han conseguido si no creamos un grupo desde el principio de estos dos últimos meses. Había un muy buen ‘feeling’ y sin seguir lo que el cuerpo técnico planteaba en los partidos y en los entrenamientos, y sin creer en ellos, es imposible ser campeonas del mundo», añadió sobre si tenía el apoyo de las jugadoras.

Para el técnico, «es curioso» haber sido destituido tras ganar un Mundial. «No recuerdo a ninguno que le haya pasado, a lo mejor ganar la Champions y no continuar, sí», consideró Vilda, que después del título tenía más claro que no se tenía que haber ido «antes».

Sin embargo, sí puso su cargo «a disposición» de la RFEF tras el envío del mail de 15 futbolistas pidiendo no ser convocadas si no había cambios, pero que después de hablar con las capitanas y las jugadoras y que le dijesen también que les profesaba «un trato exquisito», Rubiales les dijo que «no había motivos para que no siguiera». «Con su respaldo hemos podido sacar esta situación adelante y con el esfuerzo de todas las que han estado la consecución es la estrella en la camiseta», celebró el exseleccionador, que aún debe ver el «alrededor de más de 500 mensajes» que hay en su móvil.

Vilda puntualizó que sabe cual es su «profesión» y que en lo deportivo debe aceptar «todo o casi todo», pero que estaba molesto porque lo que «indirectamente» se había «deslizado en redes» sobre su control sobre las jugadoras y «cosas que no son ciertas». «En los 17 años que he estado en la RFEF el trato ha sido de máximo respeto hacia las jugadoras y hacia todo el mundo que he entrenado y que ha estado conmigo», indicó.

«Nunca hemos llegado a saber qué pasó realmente porque no ha habido nunca nadie con nombre y apellidos que haya salido y haya dicho algo de Jorge Vilda. Yo sé cómo ha sido mi comportamiento y dije que si había algo que decir, que salieran en ese momento y hasta la fecha no ha salido absolutamente nadie. Lo único que he hecho ha sido trabajar e intentar dar lo máximo para conseguir el máximo de éxitos posibles», prosiguió.

«JAMÁS APLAUDIRÍA NADA MACHISTA NI EN CONTRA DEL FEMINISMO»

Sobre sus aplausos en la Asamble al discurso de Rubiales, aseveró que «jamás» aplaudirá «nada machista ni que vaya en contra del feminismo». «No sabía muy bien lo que iba a vivir, iba a ser una dimisión, y además está el discurso de tu jefe, que mucho va dirigido a ti, que en ese momento está haciendo público que te está renovando y que está valorando tu trabajo, que eso sí que lo aplaudí. También aplaudo una gestión que se ha hecho en la federación desde 2018, con un presupuesto que se ha multiplicado por cuatro. Desde 2018 no se me ha dicho no a nada y eso es lo que estoy aplaudiendo», replicó.

«Está claro que no voy a aplaudir ni los gestos que hubo en Sidney, ni muchas de las palabras que se dijeron allí. Y además es bastante complicado con 140, 150 personas más que se levantan y aplauden ser el único que te queda sentado y no aplaudir, aunque después cuando sales, estás un poco en ‘shock’ y haces una reflexión y dices pues esto no lo habría aplaudido», relató el técnico.

Preguntado por su no mención a Jenni Hermoso en su comunicado del 26 de agosto, Vilda recordó que conoce a la delantera «hace 16 años» y han «evolucionado juntos en el mundo del fútbol», y pensó que no necesitaba hacerlo. «Sé que ella y su familia lo están pasando mal», admitió, reconociendo que «no» ha hablado con la madrileña. «Sabe que he estado con ella siempre», zanjó.

El exseleccionador «no» se percató del obsceno gesto que le hizo desde el palco Luis Rubiales tras ganar a Inglaterra. «Como reaccione o celebre cada uno no es responsabilidad mía», puntualizó, al tiempo que manifestó que no vio el beso del dirigente a Jenni Hermoso, «un acto impropio» como dijo en su comunicado y que no habló con la delantera para que emitiese alguna declaración quitando hierro al asunto. «Cada uno es ‘mayorcito’ y sabe lo que dice y lo que no, imagino. Lo que dice Jenni será su verdad», sentenció ante la polémica con las declaraciones que se facilitaron desde la RFEF y que supuestamente eran de la jugadora.

«Estoy orgullosísimo de lo conseguido y también me acuerdo mucho de todas las jugadoras que han participado en la clasificación de este Mundial y de todas las que han construido a la España campeona del mundo, incluso hasta las pioneras como puede ser Montse Tomé u otras entrenadoras o jugadoras que han sido las que han empezado con esto porque el fútbol femenino es un deporte joven», resaltó.

Finalmente, Vilda espera que todo esto «sirva para algo». «Espero que sí, creo que con el tiempo la victoria se valorará más y todo el mundo tendrá su recompensa por lo conseguido. Espero saber bien los criterios futbolísticos por los que no sigo, es una de las dudas que me queda, pero lo mejor está por venir», concluyó.