julio 17, 2024

Heroico Alonso en su octavo podio del an

Heroico Alonso en su octavo podio del an

Una defensa de gladiadores, un final de película y una carrera para salvar. Fernando Alonso se emocionó y grabó al titán que siempre hacía un gran premio espectacular que resolvió en la foto ciclista. El octavo podio del español en 2023 llegó tras una respuesta épica, apoyándose en el Red Bull de Checo Pérez cuando no salió a la calle, en el tranvía final, donde estaba él y su personalidad. Verstappen ganó, pero la casa hoy es la de Alonso.

En los últimos años, después de haber sufrido un país en su carro, de levantar a un deportado al infinito, de un campeonato del mundo, Alonso llegará a Brasil. Su talento genético y él es voluntariamente inquebrantable el peso del podio más movido, sólo 53 millas, nada, menos que un suspiro. Un premio que se perderá ante la superioridad mecánica de Red Bull, pero que estará vivo porque la F1 no depende sólo del coche. El conductor, alguien como Alonso, ya está.

La carrera amanece convulsa, tipico de brasil. Charles Leclerc no pudo salir por un problema hidráulico de Ferrari, pisoteado contra las protecciones. Y me iba a coger el semáforo, el zafarrancho.

Salen fatal a las espaldas Aston Martin, Stroll y Alonso, y pasan como centellas en la primera curva de Norris y Hamilton. Para detrás del látigo. Magnussen y Albon hablan entre ellos, Ambos hombres destruyeron sus coches (Haas y Williams), Piastri mató a McLaren y el coche de seguridad acabó inevitablemente con bandera roja. Hay que reparar los valles en zonas de seguridad. Y los medios, una hora después, celebran otra liberación.

El segundo, cuando Verstappen toma la delantera, Norris se coloca en su cinturón y los dos establecen el “status quo” que domina la carrera con 71 visualizaciones. Además, la igualdad tiene una amena y carrera placentaria.

Fernando Alonso convirtió intuición en sabiduriay determinación en el celo de la guerra. Especialista en las primeras vistas desde que habló en las salidas con algo de Renault azul, el español se propone conquistar sus ambiciones.

En la recta hasta la curva 4, Alonso no realizó una gran salida, según el relato de Hamilton. Un pasaje con la línea para el piloto de Mercedes que expresa lo mejor de Brasil de Aston Martin. Con un coche de competición, Alonso es una amenaza para cualquiera.

Situado en la tercera posición, el asturiano moderará su tercer poder como si de oro vivo se tratase. A Como no puede interesarle Norris, menos Verstappen, en plena carrera con una inteligencia de centésimas. Comprueba que debes contactar con tu Aston Martin para evitar el DRS (la alerta se abre a menos de un segundo del rival lo que aporta mucha más velocidad).

demoledor ritmo

Tu ritmo se derrumba en ese momento mientras realizas la operación más triste que se registra en la Fórmula 1 actual: gestionar los neumáticos, registrar cuáles no desgasifican, conceder centésimas de segundo al cambio de no parar en el garaje para sustituir el ruedas.

Para tu pelea de heno. Ambos Mercedes se enfrentan a una crisis institucional, se han enfrentado a Russell con sus directivos porque no se han vuelto superiores a Hamilton. Checo Pérez volvió a subir y volvió al Mercedes. También Carlos Sainz, consistente en su ritmo. Y así aparece, con gran velocidad, Lance Stroll, el acompañante de Alonso.

El octavo podio de Alonso chocó contra un Red Bull, Checo Pérez. Pero el mexicano no es Verstappen y gracias a él, el español mantuvo su posición, defendiendo tanto en pista como en la segunda parte del garaje.

Alonso es duro de cojones y expresa todas las posibilidades del circuito para Alejar a Checo. En la Vuelta 55, el mexicano terminó a menos de un segundo, activar DRS en las zonas autorizadas y está disponible para pasar.

El español se ve desafiado por las agallas y el conocimiento. Entra más despacio a las curvas y vende con mucha más velocidad por la derecha que baja a la 4, donde Checo tampoco va a tirar del coche.

La película se repite en una mirada del otro, Checo se dirige hacia la derecha del meta, pero no se vende con la velocidad en las curvas. Y, otra vez, Alonso se protege como un León, sin permitir que el mexicano se acerque. Una pelea hermosa que continúa hasta el final, 16 vistas heroicasdefensa numantina, que deja una última vuelta para el rescate.

Pérez hasta el final de Alonso en la penúltima vuelta, pero el asturiano no cede. Muerde al mexicano, se pega como una lapa, ne cede sueño. Y en última instancia, el desarrollo del mordisco. Ahora activa el DRS y curva 4 avanza al azteca. Con ambos pilotos desbloqueados, llegan al final.

Una prueba ciclista, rueda con rueda, un coche junto a otro, dos gladiadores en acción. Gana Alonso para 53 millas, al mismo tiempo, disparo de riñón. Heroico.