julio 17, 2024

El nuevo salto de Simone Biles, con tres metros de altura boca abajo y 150 revoluciones por minuto: «Ha cambiado la gimnasia»

El nuevo salto de Simone Biles, con tres metros de altura boca abajo y 150 revoluciones por minuto: «Ha cambiado la gimnasia»

Actualizado

Tras asombrar en las clasificaciones con su Yurchenko con doble mortal carpado, suma en el concurso completo su segundo oro. «Gracias a ella, las mujeres ven que pueden equipararse con los hombres», asegura Gervasio Deferr.

Biles, durante la final del concurso completo en Amberes.AFP
  • Mundial de Amberes Biles hace historia con un Yurchenko con doble carpado
  • Simone Biles Un regreso, dos aos despus: casada y con una exitosa lnea de ropa

Desde mayo de 2021, cuando Simone Biles present su ltima innovacin en el salto de potro, un Yurchenko con doble mortal carpado, muchos especialistas haban analizado los aspectos tcnicos del ejercicio, pero slo algunos midieron con escrupulosa exactitud cada detalle. Uno de ellos fue John Eric Goff, doctor en Fsica en la Universidad de Lynchburg, que tras examinar los vdeos de la gran diva estadounidense ofreci sus datos al diario Houston Chronicle. Segn Goff, para que Biles clave ese salto debe acelerar hasta 25 km/h durante la carrera, impulsarse sobre el potro apoyando las manos apenas 16 centsimas de segundo, girar a 150 revoluciones por minuto (algo menos de la mitad que las aspas de un helicptero) y elevarse, en el punto mximo y boca abajo, a tres metros sobre el suelo. Podra hacer un mate en una canasta reglamentaria si llevase un baln en los pies, conclua Goff. Ahora, tras su segundo oro en los Mundiales de Amberes, conquistado el viernes durante la final individual del concurso completo, los expertos se preguntan hasta dnde y hasta cundo podr Biles seguir revolucionando la gimnasia.

Probablemente pueda modificar sus ejercicios, intentar otras combinaciones y dificultades, apunta Diana Plaza, secretaria tcnica de los equipos femenino y masculino de la Federacin Espaola (RFEG). Se ve que se divierte mucho. Sus 26 aos son una edad adulta para una gimnasta, pero tambin le otorgan una madurez que le permitir seguir disfrutando, si as lo considera. No es descartable que pueda atreverse con otro elemento cuya dificultad lo convertira en casi inabordable para sus rivales, aade Plaza a EL MUNDO.

Se ha ganado con creces el derecho a elegir su futuro. Esperemos que no se lesione y podamos verla en los Juegos de Pars, donde todos desearemos que pueda quitarse la espinita de Tokio. Despus, yo creo que tomar la decisin de la retirada, vaticina Gervasio Deferr, bicampen olmpico en Sydney 2000 y Atenas 2004 en salto de potro. Sin embargo, el barcelons jams present en competicin oficial el Yurchenko con doble mortal carpado, registrado ya por la Federacin Internacional bajo el nombre de Biles II, por los riesgos que entraaba a la hora de las puntuaciones. Slo lo entren cayendo en la piscina de espuma, rememora. Qu tiene Biles, pues, para atreverse con un salto hasta ahora vedado a los hombres?

Un talento nico y diferencial

Su velocidad y potencia son brutales. Adems es valiente como ella sola, contina Deferr, antes de pormenorizar cada aspecto del salto. Para entrar en el doble carpado, las fases anteriores tienen que ser tcnicamente perfectas: el ngulo de hombros debe ser el exacto para tomar la altura necesaria durante el vuelo y el paso de las manos desde el potro a las piernas ha de ser rapidsimo, desgrana sobre esas milsimas de segundo slo a su alcance. Los riesgos, lgicamente, se multiplican durante el aterrizaje. Si vas muy justo te puedes romper los dos tobillos a la vez. Creo que el salto vale an ms por todos los peligros que entraa y por lo fcil que resulta fallarlo, completa Deferr, en conversacin con este peridico.

Plaza, asimismo, completa el anlisis con otra clave: Por supuesto que Simone tiene potencia y velocidad, pero lo que le hace distinta al resto es su tcnica en cuanto a la biomecnica del elemento. Se trata de un talento nico y diferencial. Ayer, durante la final del concurso completo, Biles se limit a un Yurchenko con pirueta y media en plancha, con una dificultad de 5,6, frente a los 6,4 del doble mortal carpado. Su acumulado final (58.399) le bast para superar a Rebeca Andrade (56.766) y Shilese Jones (56.766), colgarse el oro y sumar ya 27 medallas en Mundiales. Hoy, durante la primera jornada de la final por aparatos, con el potro y las paralelas asimtricas, presumiblemente s recurri a su ms difcil todava para adornar an ms un sublime palmars.

Salvando las distancias, el caso de Biles trae a la memoria el de Elena Produnova, la primera saltadora que se atrevi con una paloma con doble mortal adelante. La gesta de la rusa se remonta al ao 2000 y desde entonces nadie pudo superarla. Por tanto, cabe preguntarse si este Biles II ha de considerarse un verdadero hito en la historia de la gimnasia. Llegados a este punto, los criterios de Plaza y Deferr divergen.

Sin restar importancia a este maravilloso salto, no creo que esto sea un hito, ya que va en la lnea de lo ofrecido durante la ltima dcada, cuando se suprime el 10, los ejercicios obligarorios y se abre la nota de dificultad, apunta la ex gimnasta, sptima con Espaa en los Juegos de Atlanta en el concurso completo por equipos. Hoy, incluso cayndote, puedes ganar un oro. Antes, cuando se buscaba la perfeccin en la ejecucin, adems de la subjetividad y la originalidad, cualquier error frustraba la medalla. A juicio de Plaza, el gran hito de este deporte lleva la firma de Nadia Comaneci. Con ella evolucionamos de una gimnasia pausada y con escasa fase de vuelo, a otra mucho ms rpida, con mayor fase de vuelo y enlaces. De un fsico de nias se pas a otro de atletas.

En cambio, Deferr s apuesta firmemente por la trascendencia histrica de Biles. Ha cambiado la gimnasia, porque las mujeres ahora ven que s es posible equiparse con los hombres. Y eso transforma la perspectiva. Por supuesto que sus caractersticas fsicas son diferentes, pero ellas saben ahora que trabajando las cosas salen. Para finalizar su razonamiento, el subcampen mundial en suelo en Tianjin 1999 y Stuttgart 2007 recurre a una imagen casi potica. Los chicos parecen que rompen la pista o el trampoln, pero ella no suena, parece que no le cuesta. Es capaz de subir y caer perfecta, como si la posasen encima de una ramita.