julio 17, 2024

El antibiótico reduce las lesiones asociadas con la endometriosis

El antibiótico reduce las lesiones asociadas con la endometriosis

Un antibiótico puede ser la solución definitiva para la endometriosis. Lo sugiero una investigación publicada en «Medicina Científica Traslacional» que muestra que un fármaco que ataca una bacteria llamada Fusobacterium reduce la formación de lesiones asociadas a la endometriosis.

La endometriosis es una patología crónica que afecta aproximadamente a una de estas mujeres españolas en edad fértil, apenas llegan y la regla desaparece precipitadamente. En ocasiones, puede no causar síntomas y otras puede provocar molestias muy dolorosas que pueden impedir hacer una vida normal o rebajar la calidad de vida. Se trata de una enfermedad ginecológica basada en la parición y crecimiento del tejido endometrial fuera del úteroes decir, ocurre cuando el tejido que formó la cara interna del útero crece fuera del mismo, sobre todo en la zona pélvica y en los ovarios, pero puede llegar incluso al intestinale, el estómago, la vejiga y el pulmón, entre otro

Los síntomas de la endometriosis pueden provocar una menstruación abundante y dolorosa con otros dolores más específicos, como dolor pélvico, dolor en la piel, así como problemas digestivos o gastrointestinales. Estos síntomas, en muchas ocasiones, pueden impedir hacer una vida normal, así como afectar al bienestar físico y emocional de un número muy elevado de mujeres jóvenes.

El grupo de la Escuela de Medicina y iGCORE de la Universidad de Nagoya (Japón), dirigido por Yutaka Kondo y la profesora asistente Ayako Muraoka, descubrió que los ratones infectados con Fusobacterium tenían más lesiones y mayor tamaño en el útero. Sin embargo, a los ratones se les administró un antibiótico para erradicar Fusobacterium que mostró una mejoría en la formación de las lesiones.

Los hallazgos sugieren que un tratamiento con un antibiótico no hormonal que se dirija a la bacteria Fusobacterium es un tratamiento efectivo para la endometriosis.

“La erradicación de esta mediante bacteria y el tratamiento con antibióticos podría ser un enfoque para tratar la endometriosis en mujeres que son positivas para la infección por fusobacterias. Además, dichas mujeres podrían ser identificadas fácilmente mediante un hisopo vaginal o un hisopo del útero”, segura Kondo.

Este estudio también tiene el beneficio de examinar los eventos iniciales para determinar los agentes causales. Así, descubrimos que una proteína lamada transgelina (TAGLN) se encontraba en un menú sobreexpresado en pacientes con endometriosis.

Este hallazgo llevó a determinar que el factor de crecimiento transformante beta (TGF-β) parecía causar la sobreexpresión de TAGLN. Dado que TGF-β es liberado por los macrófagos, las células del cuerpo responsables de la respuesta antiinflamatoria natural y la regulación inmunológica, lo que sugería que estos macrofagos isaban siendo activados en responsa a Fusobacterium.

«Hemos demostrado que la Fusobacterium-TAGLN-endometriosis se encuentra con frecuencia no regulada en la endometriosis.s. Nuestros datos proporcionan una justificación sólida e innovadora para dirigir Fusobacterium como un tratamiento hormonal basado en antibióticos para la endometriosis”, concluye Kondo.